Sellar tus invitaciones con lacre dará una pincelada de antigüedad a las tarjetas de boda, muy original para pergaminos